viernes, 19 de mayo de 2017

Iglesia de Santa María, en Piasca (Cantabria)




Dentro de nuestro último viaje a Cantabria, al Desfiladero de la Hermida, hemos tenido oportunidad de conocer y volver a ver muchos lugares de esta entrañable Cantabria, Y , a pesar de la lluvia durante la mayor parte de los días, hemos recorrido rincones de los que uno no puede olvidarse. Y uno de ellos se encuentra en la carretera hacia Cervera de Pisuerga, subiendo hacia puerto de Piedrasluengas y una vez pasado el pueblo de Cabezón de Liébana, tomamos la dirección de Piasca. Aquí encontramos la Iglesia de Santa María de Piasca, protegida como monumento desde el año 1930.



 Piasca fue un importante monasterio del que se ha conservado su Cartulario, de gran interés histórico. A través del mismo, se conoce la existencia de este monasterio al menos desde el año 930. En el siglo XII decidieron cambiar el viejo templo monacal, por esta suntuosa iglesia dedicada a Santa María, de estilo románico. Pero de la primitiva fábrica románica sólo persiste la parte inferior de los ábsides, la abundante ornamentación escultórica y las portadas.

detalle de los capiteles en la puerta principal

Puerta occidental o puerta principal

Detalle de la Puerta Occidental




La iglesia no pudimos verla por dentro, pero podemos leer que está formada por tres naves de las que, como es habitual, la central es la más ancha. La nave central y la de la derecha rematan sus cabeceras mediante sendos ábsides de planta circular al exterior y poligonal al interior. La nave izquierda también tuvo en su día un ábside en simetría con el del lado opuesto, pero ha desaparecido.

Preciosa portada principal de esta Iglesia.


La portada principal, la occidental, está formada por cinco arquivoltas ligeramente apuntadas, de las que la cuarta (contando desde el interior) es de molduras aboceladas, la primera, la tercera y la quinta presentan su dovelaje labrado con motivos vegetales, y, por fin, la segunda arquivolta va tallada con una variada muestra de figuras escultóricas, tales como leones, cabezas humanas y de animales, dos parejas de músicos, etc. Los capiteles muestran espléndidas tallas de gran relieve de variada y magnífica iconografía: dragones alados, centauros, grifos y toda suerte de animales mitológicos y quimeras. Como nota de originalidad, uno de los fustes del lado derecho lleva labrada una imagen de San Miguel en lucha con el demonio.

Pequeña galería sobre la entrada principal con tres imágenes perfectamente identificables.

San Pedro y sus llaves del reino

Imagen de San Pablo

Talla románica de la Virgen con el niño, en la fachada principal


Sobre esta portada se ha conservado de la fachada primitiva una pequeña galería de tres arcos ciegos, el central de medio punto y los laterales lobulados, que alojan dos tallas románicas representativas de San Pedro -portando las llaves que le simbolizan- y San Pablo -con un libro en el que se lee «PAULUS»-, y otra del s.XVI que muestra a la Virgen con el Niño en brazos.

Detalle de la segunda puerta

Detalle en la puerta principal

La otra puerta, que se supone daría paso al claustro, ya inexistente.

Hermosa verntana en la zona este.

^Piedra grabada en el frontal occidental. No he logrado leer casi nada.


La verdad que un verdadero placer disfrutar de esta pequeña pero gran Iglesia románca. La pena es que no pudimos entrar. Pero habrá que volver, porque he leido que el interior las bóvedas y los cruceros tienen un aspecto netamente gótico, como correspondía a la época de la restauración. ( s.XV)
Espero que os haya gustado.

sábado, 22 de abril de 2017

Galería Urbana en el Barrio del Oeste ( Salamanca)

Hoy es 22 de Abril. Mañana es el día del libro. El que tiene un libro tiene un tesoro.




De nuevo, la asociación vecinal del Barrio del Oeste de Salamanca, ZOES, en colaboración con el Ayuntamiento de Salamanca y la Fundación Villalar, ha ofrecido a aquellos que lo han deseado, el realizar pinturas en los muros y puertas de garaje de la zona. Es un placer pasear por este museo al aire libre. Estas son algunas muestras, pero hay para aburrirse. Y emociona ver a los/las artistas realizando sus trabajos. En esta ocasión han colaborado incluso niños y mayores de 65 años. Un éxito. Hoy se hacía público los nombres de los ganadores, entre los 29 artistas que han colaborado en esta ocasión. Es un buen consejo pasear por las calles de este barrio, tan lleno de vida.
Voy a subir unas cuantas, porque he hecho muchas. Y volveré.





















lunes, 3 de abril de 2017

Victoriano García Pilo. ¡ adiós !






Ayer día 2 de Abril de 2017, desde primera hora de la mañana, fue un día lleno dolor por la pérdida de nuestro profesor,fundador, músico, organista. El canónigo de la catedral de Salamanca, D. Victoriano García Pilo.
No por esperada fue menos sentida. En esta bendita tierra que es Salamanca, muchos hemos bebido en sus fuentes. Excelente director. Muy exigente. Pero de esa forma se llega a entender el lenguaje musical y se llega al amor por la música. Especialmente la Música Coral. Fueron años importantes en los que D.Vito llevó su música por todo el mundo con el Coro Tomás Luis de Vitoria, de la Universidad Pontificia de Salamanca, así como con el Coro Francisco Salinas, tambien de Salamanca, que él fundo como un coro estable para esta ciudad. Este año, estamos preparando la celebración del 30 aniversario. Y lo tenemos que pasar sin la presencia de él, nuestro Director Honorífico.
Hoy, el cabildo catedralicio nos invita a sus funerales. Vamos a cantar, con la voz ahogada, pero lo vamos a hacer. Seguramente se unirán todos aquellos que algún día pertenecieron a alguno de sus coros. Será una forma de homenaje póstumo.
Descanse en paz nuestro D.Vito

domingo, 5 de febrero de 2017

Muerte de César Samos Fol.

Hoy es un día triste para mí..
Entiendo que a algunos no les interesará esta noticia, pero mi corazón explota por decirlo, Hoy nos ha dejado nuestro compañero y amigo del Coro Francisco Salinas, César Samos Fol. César para todos nosotros. Un hombre bueno, que cuando me incorporé al coro me acogió y cogió de su mano. Él me regalaba sus horas para entonar, sin música, todo el repertorio, que grabábamos en cintas casettes, que aun conservo. Poco después, con frío o calor, íbamos a los locales de San Benito, donde hacíamos lo mismo.Gracias a él pude incorporarme enseguida al grupo. Todos hemos disfrutado de su carácter callado pero cantarín. Él fue el administrador del coro durante muchos años, formando un tandem perfecto con los distintos presidentes y con nuestro director y fundador, D. Victoriano García Pilo, el cual seguro que ahora no se enterará por su estado. Descansa en Paz, amigo César. Algunos nos seguiremos acordando de tí durante mucho tiempo, porque no habrá otro igual. Y gracias por estar siempre ahí. Ahora ya seguro que disfrutas de otra vida, con la seguridad de que un día nos encotraremos.
Hoy en la sala 9 del cementerio de San Carlos Borromeo. Mañana a las 17h. celebraremos un acto religioso en el cementerio. Iremos a despedirte como mejor sabemos: cantando. Aunque seguro que en algunos momentos nuestras voces se ahoguen.
Descansa en Paz, César..

viernes, 2 de diciembre de 2016

El Rescate

El rescate !
Hoy jueves uno de diciembre ha habido una ruta de senderismo con el grupo al que pertenezco. Me gustaba el recorrido, no era difícil ni larga, así que me apunté. Salida a las 7,30 hacia La Alberca, tomamos un café, compramos pan para el bocata y bajamos hasta el aparcamiento del Valle para comenzar una ruta hacia el chorro. Todo genial, fácil. Llegó la hora del bocata junto a la cueva del Zarzalón, pasando antes por el monasterio. Cuando algunos llegamos, otros ya habían terminado el bocata y continuaron con la ruta. Yo hice los mismo. La ruta era de ida y vuelta así que esperaba encontrarme con alguno a su regreso. Así ocurrió con dos parejas, que volvían sin llegar al final. Yo quería llegar al Chorro. Continué solo, por el camino bien marcado, atravesé el arroyo de La Paya y el río Batuecas. Y me extrañó no encontrarme con nadie más. ¡debería volver por ese camino!. Pero no. En un punto dado y para no llegar tarde decidí darme la vuelta. Ya no me gustaba ir solo. Pero a buen paso, tomé el camino marcado a la vuelta. Volvía a atravesar el río Batuecas. Y a partir de aquí, debí de confundirme de camino : me perdí. Pero el río estaba allí y solo tenía que seguirlo. Piedras, castaños, subidas, bajadas...¡El arroyo de La Paya!. Decidí atravesarlo por otro lugar, para lo que tuve que poner unas piedras, y comenzó mi problema: no encontraba ni encontré el camino de vuelta. Subía, bajaba, piedras, retamas, canchales resbaladizos. Y tratando de encontrar el buen camino subía, bajaba, mis piernas se quejaban. Algún resbalón que otro. Y llegué aun punto sin retorno : delante un muro de unos 40 m. de alto, infranqueable, el río abajo de valle, al cual ya no tenía ni ganas ni fuerzas para llegar. Llamé al bendito 112, donde me atendieron con una amabilidad que en aquellas circunstancias se agradecen en el corazón. Les día el teléfono de mis compañeros, para que supieran que estaba bien. Perdido, pero bien. El tiempo pasaba inexorable, Nuevas llamadas al 112, que coordinaron con mis compañeros y con la Guardia Civil ( VIVA LA GUARDIA CIVIL), salir en mi busca. El tiempo seguía pasando y ni veía ni oía a nadie. Allí, de pie en un claro, me relajé. Comí una naranja. Pero volví a insistir al BENDITO 112. Ya me dijeron que avisaban a un helicóptero para acudir a mi rescate. Yo me rompí. ¡tanto revuelo había preparado por una imprudencia!. No me lo podía creer. La luz iba decayendo. La pila de mi móvil, también. Y debía reservar la pila para la posible utilización de la linterna bien para moverme o bien para dar señales al helicóptero. Volvía a llamar ya con mucha impaciencia al 112, Ellos me tranquilizaron, que estaba en camino. Y en ese momento de angustia, ví que el helicóptero volaba encima de mi, yo agitaba lo que tenía a mano (aun se veía), pero en esa primera pasada alta, no les llamé la atención. No me vieron y se fueron. Sobrevolaban el río y el arroyo y se alejaban. Mis brazos cual molino no paraban.¡Por fin me vieron!. Dieron la vuelta, apoyaron en una gran piedra y bajaron dos amables componentes de esta misión de rescate. Se acercaron, me dieron ánimos y como comprobaron que estaba bien, volvieron a apoyar el helicóptero y me subí directamente. GRACIAS ÁNGELES DE RESCATE. Me llevaron a un cruce, donde estaba la Guardia Civil. Dos de los cuatro compañeros que había ido a mi rescate, se emocionaron al verme. Gracias Leopoldo y Luis.
El guardia civil, se marchó en busca de su compañero, que junto a mis compañeros Antonio y Julián ( gracias infinitas para vosotros)
estaban en ruta con el alma en un puño, pues no sabían que yo ya estaba sano y salvo. Lógicamente tardaron en volver. Llegamos al restaurante donde estaba el resto de los compañeros a las 19,30h. Sin comer, sin agua, cansados hasta los pelos...Esta es la historia. GRACIAS DE NUEVO A LAS PERSONAS DE EMERGENCIAS DEL 112 POR SU BUENA LABOR, A LOS MIEMBROS DE LA GUARDIA CIVIL, AMABLES Y CERCANOS, GRACIAS A LOS MIEMBROS DEL RESCATE Y..TAMBIEN QUIERO PEDIR DISCULPAS A TODOS MIS COMPAÑEROS, QUE TUVIERON QUE ESPERAR, ESPERAR...PRIMERO CON ANGUSTIA Y LUEGO RELAJADOS. Y como no, reiterar mi agradecimiento a estos cuatro compañeros que se quedaron Leopoldo,Luis,Antonio y Julián.
Y como anédotas, antes de llegar alguien vio la noticia en los periódicos digitales de Salamanca, con foto incluida. Y otra, cuando llegué a coger el coche, cansado y sin fuerzas, no encuentro la llave del coche. Llamo a mi hija y juntos llegamos a casa (la llave apareció en un bolsillo del pantalón. Los nervios no me dejaron encontrarlas en aquel momento.
Ahora estoy sentado ante la pantalla, antes de irme a descansar. No quería dejar de hacer mi reseña.

domingo, 13 de noviembre de 2016

La gran Sinagoga Judía de Budapest.

La sinagoga vista desde el exterior.




En este último viaje, voy a empezar por el final. Porque me impactó conocer la segunda sinagoga judía del mundo, en tamaño, en su decoración y en la que se aprecian diferencias con otras sinagogas.
Esa mañana, partíamos de vuelta a España y nos quedaban libres hora y media desde la apertura de la puerta de la sinagoga y nuestra recogida del bus. Así que madrugamos un poco y nos subimos al autobús mi esposa y yo, claro. La mayoría se quedó en el hotel mirándose las caras. Como digo subimos al autobús, que por cierto es gratis para los mayores de 65 al igual que el resto de transportes públicos. Contamos cinco paradas y nos bajamos. Llovía. pero nos dio igual. Llegamos los primeros y las taquillas aun estaban cerradas. Esperamos viendo los alrededores.

El Patio del cementerio

Una casa enfrente, dentro del barrio judío



 Fuimos de los primeros. No podíamos perder tiempo. Los servicios de seguridad, unos policías y una mesa en la que abrían las mochilas. ¡Parecían de otro tiempo!. Entramos y directamente al cementerio y el precioso Árbol de la Vida, al que luego volveríamos, pues la salida " es por allí".
Volvimos sobre nuestros pasos para acceder a la puerta. Los hombres debíamos de taparnos la cabeza.  simbolizando la necesidad de tener presente en todo momento que Dios está por encima de los hombres y las cosas; y solo pretende que la cabeza no quede descubierta ante Dios. Yo tenía gorro pero pedí un solideo (Kipá en judío), para hacerme una foto. Era de papel y no se me sujetaba. Así que, continué con mi sombrero.

Una visión que deja sin palabras

Similar a la anterior, un poco mas centrada

La bimá



Y la primera  mirada fue impactante, pues es distinta. Se parece mas a una iglesia, ya que su disposición alargada, todos los bancos mirando hacia lo que sería el altar de una iglesia y que en este caso es la bimá, desde donde se lee la torá. Hasta con púlpitos elevados a ambos lados. Hay sitio para 2964 personas, de los cuales 1492 son para hombres y 1472 para mujeres. Su estilo es principalmente morisco, aunque combina tambien con toques bizantinos, románticos y góticos.

Realmente es bonita.


Otra cosa curiosa para una sinagoga es el órgano situado detrás de la bimá, un elemento extraño en una sinagoga y que no puede ser tocado los sábados por un judío, por ser día de descanso y oración. El interior de la sinagoga está profusamente decorado, como si fuera una iglesia de la época. 

Un interior sumamente amplio ybonito

una mirada al techo

una perspectiva de los bancos. La disposición exacta a una iglesia cristiana

Lámapras, techo, columnas.

Alguien pone en duda la belleza de esta Sinagonga?

Dorados por doquier



Mármol, metal y madera fueron utilizados para decorar el templo. Y la verdad es que es precioso, hasta el punto de que durante mucho tiempo fue conocida como la Catedral judía. Hay que tener en cuenta que en líneas general, las sinagogas suelen ser bastante más austeras.

Una mirada rápida al cementerio en el que reposan las vítimas

El arbol de la Vida. Una de las muchas fotos que me trajer.

Holas del árbol de la vida, donde se aprecian bien los nombres.


Salimos al patio de nuevo para ver el cementerio con fosas comunes, en las que enterraban a sus muertos, ya que el barrio judío fue convertido en un gueto. Los que no morían aquí fue porque eran llevados a campos de exterminio.
Y, como no, al salir, nos paramos ante El Árbol de la vida, realizado en metal, tipo un sauce con el nombre de los asesinados en cada una de sus hojas. Un monumento a los caídos durante el holocausto.
Y con prisa. volvimos de nuevo en el bus hacia el hotel, para comenzar la vuelta.