viernes, 2 de diciembre de 2016

El Rescate

El rescate !
Hoy jueves uno de diciembre ha habido una ruta de senderismo con el grupo al que pertenezco. Me gustaba el recorrido, no era difícil ni larga, así que me apunté. Salida a las 7,30 hacia La Alberca, tomamos un café, compramos pan para el bocata y bajamos hasta el aparcamiento del Valle para comenzar una ruta hacia el chorro. Todo genial, fácil. Llegó la hora del bocata junto a la cueva del Zarzalón, pasando antes por el monasterio. Cuando algunos llegamos, otros ya habían terminado el bocata y continuaron con la ruta. Yo hice los mismo. La ruta era de ida y vuelta así que esperaba encontrarme con alguno a su regreso. Así ocurrió con dos parejas, que volvían sin llegar al final. Yo quería llegar al Chorro. Continué solo, por el camino bien marcado, atravesé el arroyo de La Paya y el río Batuecas. Y me extrañó no encontrarme con nadie más. ¡debería volver por ese camino!. Pero no. En un punto dado y para no llegar tarde decidí darme la vuelta. Ya no me gustaba ir solo. Pero a buen paso, tomé el camino marcado a la vuelta. Volvía a atravesar el río Batuecas. Y a partir de aquí, debí de confundirme de camino : me perdí. Pero el río estaba allí y solo tenía que seguirlo. Piedras, castaños, subidas, bajadas...¡El arroyo de La Paya!. Decidí atravesarlo por otro lugar, para lo que tuve que poner unas piedras, y comenzó mi problema: no encontraba ni encontré el camino de vuelta. Subía, bajaba, piedras, retamas, canchales resbaladizos. Y tratando de encontrar el buen camino subía, bajaba, mis piernas se quejaban. Algún resbalón que otro. Y llegué aun punto sin retorno : delante un muro de unos 40 m. de alto, infranqueable, el río abajo de valle, al cual ya no tenía ni ganas ni fuerzas para llegar. Llamé al bendito 112, donde me atendieron con una amabilidad que en aquellas circunstancias se agradecen en el corazón. Les día el teléfono de mis compañeros, para que supieran que estaba bien. Perdido, pero bien. El tiempo pasaba inexorable, Nuevas llamadas al 112, que coordinaron con mis compañeros y con la Guardia Civil ( VIVA LA GUARDIA CIVIL), salir en mi busca. El tiempo seguía pasando y ni veía ni oía a nadie. Allí, de pie en un claro, me relajé. Comí una naranja. Pero volví a insistir al BENDITO 112. Ya me dijeron que avisaban a un helicóptero para acudir a mi rescate. Yo me rompí. ¡tanto revuelo había preparado por una imprudencia!. No me lo podía creer. La luz iba decayendo. La pila de mi móvil, también. Y debía reservar la pila para la posible utilización de la linterna bien para moverme o bien para dar señales al helicóptero. Volvía a llamar ya con mucha impaciencia al 112, Ellos me tranquilizaron, que estaba en camino. Y en ese momento de angustia, ví que el helicóptero volaba encima de mi, yo agitaba lo que tenía a mano (aun se veía), pero en esa primera pasada alta, no les llamé la atención. No me vieron y se fueron. Sobrevolaban el río y el arroyo y se alejaban. Mis brazos cual molino no paraban.¡Por fin me vieron!. Dieron la vuelta, apoyaron en una gran piedra y bajaron dos amables componentes de esta misión de rescate. Se acercaron, me dieron ánimos y como comprobaron que estaba bien, volvieron a apoyar el helicóptero y me subí directamente. GRACIAS ÁNGELES DE RESCATE. Me llevaron a un cruce, donde estaba la Guardia Civil. Dos de los cuatro compañeros que había ido a mi rescate, se emocionaron al verme. Gracias Leopoldo y Luis.
El guardia civil, se marchó en busca de su compañero, que junto a mis compañeros Antonio y Julián ( gracias infinitas para vosotros)
estaban en ruta con el alma en un puño, pues no sabían que yo ya estaba sano y salvo. Lógicamente tardaron en volver. Llegamos al restaurante donde estaba el resto de los compañeros a las 19,30h. Sin comer, sin agua, cansados hasta los pelos...Esta es la historia. GRACIAS DE NUEVO A LAS PERSONAS DE EMERGENCIAS DEL 112 POR SU BUENA LABOR, A LOS MIEMBROS DE LA GUARDIA CIVIL, AMABLES Y CERCANOS, GRACIAS A LOS MIEMBROS DEL RESCATE Y..TAMBIEN QUIERO PEDIR DISCULPAS A TODOS MIS COMPAÑEROS, QUE TUVIERON QUE ESPERAR, ESPERAR...PRIMERO CON ANGUSTIA Y LUEGO RELAJADOS. Y como no, reiterar mi agradecimiento a estos cuatro compañeros que se quedaron Leopoldo,Luis,Antonio y Julián.
Y como anédotas, antes de llegar alguien vio la noticia en los periódicos digitales de Salamanca, con foto incluida. Y otra, cuando llegué a coger el coche, cansado y sin fuerzas, no encuentro la llave del coche. Llamo a mi hija y juntos llegamos a casa (la llave apareció en un bolsillo del pantalón. Los nervios no me dejaron encontrarlas en aquel momento.
Ahora estoy sentado ante la pantalla, antes de irme a descansar. No quería dejar de hacer mi reseña.

domingo, 13 de noviembre de 2016

La gran Sinagoga Judía de Budapest.

La sinagoga vista desde el exterior.




En este último viaje, voy a empezar por el final. Porque me impactó conocer la segunda sinagoga judía del mundo, en tamaño, en su decoración y en la que se aprecian diferencias con otras sinagogas.
Esa mañana, partíamos de vuelta a España y nos quedaban libres hora y media desde la apertura de la puerta de la sinagoga y nuestra recogida del bus. Así que madrugamos un poco y nos subimos al autobús mi esposa y yo, claro. La mayoría se quedó en el hotel mirándose las caras. Como digo subimos al autobús, que por cierto es gratis para los mayores de 65 al igual que el resto de transportes públicos. Contamos cinco paradas y nos bajamos. Llovía. pero nos dio igual. Llegamos los primeros y las taquillas aun estaban cerradas. Esperamos viendo los alrededores.

El Patio del cementerio

Una casa enfrente, dentro del barrio judío



 Fuimos de los primeros. No podíamos perder tiempo. Los servicios de seguridad, unos policías y una mesa en la que abrían las mochilas. ¡Parecían de otro tiempo!. Entramos y directamente al cementerio y el precioso Árbol de la Vida, al que luego volveríamos, pues la salida " es por allí".
Volvimos sobre nuestros pasos para acceder a la puerta. Los hombres debíamos de taparnos la cabeza.  simbolizando la necesidad de tener presente en todo momento que Dios está por encima de los hombres y las cosas; y solo pretende que la cabeza no quede descubierta ante Dios. Yo tenía gorro pero pedí un solideo (Kipá en judío), para hacerme una foto. Era de papel y no se me sujetaba. Así que, continué con mi sombrero.

Una visión que deja sin palabras

Similar a la anterior, un poco mas centrada

La bimá



Y la primera  mirada fue impactante, pues es distinta. Se parece mas a una iglesia, ya que su disposición alargada, todos los bancos mirando hacia lo que sería el altar de una iglesia y que en este caso es la bimá, desde donde se lee la torá. Hasta con púlpitos elevados a ambos lados. Hay sitio para 2964 personas, de los cuales 1492 son para hombres y 1472 para mujeres. Su estilo es principalmente morisco, aunque combina tambien con toques bizantinos, románticos y góticos.

Realmente es bonita.


Otra cosa curiosa para una sinagoga es el órgano situado detrás de la bimá, un elemento extraño en una sinagoga y que no puede ser tocado los sábados por un judío, por ser día de descanso y oración. El interior de la sinagoga está profusamente decorado, como si fuera una iglesia de la época. 

Un interior sumamente amplio ybonito

una mirada al techo

una perspectiva de los bancos. La disposición exacta a una iglesia cristiana

Lámapras, techo, columnas.

Alguien pone en duda la belleza de esta Sinagonga?

Dorados por doquier



Mármol, metal y madera fueron utilizados para decorar el templo. Y la verdad es que es precioso, hasta el punto de que durante mucho tiempo fue conocida como la Catedral judía. Hay que tener en cuenta que en líneas general, las sinagogas suelen ser bastante más austeras.

Una mirada rápida al cementerio en el que reposan las vítimas

El arbol de la Vida. Una de las muchas fotos que me trajer.

Holas del árbol de la vida, donde se aprecian bien los nombres.


Salimos al patio de nuevo para ver el cementerio con fosas comunes, en las que enterraban a sus muertos, ya que el barrio judío fue convertido en un gueto. Los que no morían aquí fue porque eran llevados a campos de exterminio.
Y, como no, al salir, nos paramos ante El Árbol de la vida, realizado en metal, tipo un sauce con el nombre de los asesinados en cada una de sus hojas. Un monumento a los caídos durante el holocausto.
Y con prisa. volvimos de nuevo en el bus hacia el hotel, para comenzar la vuelta.

lunes, 15 de agosto de 2016

Isla del Soto, en Santa Marta de Tormes (Salamanca)






La Isla del Soto está situada entre La Aldehuela, perteneciente a Salamanca, y Santa Marta de Tormes y consta de unas 13 hectáreas.
En Noviembre del año 2009, se firma un convenio entre la Confederación Hidrográfica del Duero y la Junta de Castilla y León,  mediante el cual se llevará a cabo una restauración de riberas de la cuenca del Duero. Con la firma de este Convenio Santa Marta de Tormes entra dentro de las 15 actuaciones que se realizarán en los tramos urbanos de los ríos y que van dirigidas a la regeneración, recuperación ambiental e integración de los ríos en las ciudades con la creación de parques fluviales para el uso y disfrute de los ciudadanos. El coste de la obra está financiado en un 80% por la Confederación Hidrográfica del Duero, en un 10% por la Junta de Castilla y León y el 10% restante por el Ayuntamiento. 


Desde esta fecha y hasta la actualidad, se han ido dando los pasos oportunos. Con una inversión de 1.410.000 euros, tendrían que realizarse: una plataforma de madera de pequeñas dimensiones para actuaciones de teatro y actuaciones al aire libre, un centro de interpretación de la naturaleza de unos 150 m2, una pasarela peatonal para unir la Isla con Salamanca, a través de La Aldehuela, un carril bici por el perímetro de la isla, puestos para pescadores, limpieza de la maleza y retirada de la masa vegetal enferma o con riesgos de caída.




El 11 de Marzo del 2015 el Mº de Agricultura anuncia la adjudicación del proyecto de recuperación de la Isla del Soto.
Desde entonces, las obras no han parado y ya está todo a punto de su inauguración: la plataforma de madera ya está plantada, el centro de interpretación casi listo, los puestos de pescadores bien ubicados, una parcela acotada con mesas, bancos y papeleras. Incluso un parque canino. Y la pasarela, colocada sobre sus pilares y que está recibiendo los últimos retoques.










Creo que, a pesar del tiempo transcurrido, podemos estar contentos con este logro conseguido tanto para Santa Marta de Tormes como para Salamanca, de otro lugar con encanto y naturaleza.
Esta Isla del Soto, está comunicada por tres pasarelas peatonales. La primera en la Plaza de la Iglesia.
La segunda detrás de la urbanización de La Fontana. Y por fín la que está a punto de estrenarse, que la comunicará con la Aldehuela.
Y como es un lugar publico espero y deseo que sea respetado por todos los usuarios, conel fin de que pueda ser aprovechado por todas aquellas personas que deseen disfrutar de la naturaleza y si lo desean, acompañados por sus perros.














sábado, 30 de enero de 2016

Los puentes, las nubes y sus reflejos.



El pasado día 25 salí, como cada día, a hacer mi paseo diario. En esta ocasión me llevé mi cámara Sony pequeña, porque cargar con  los  dos  kilos de mi Nikon, durante casi tres horas, era mucho cargar. Y la verdad es que la llevaba sólo "pa por si acaso". Quiero escribir algo sobre aquellas personas que SIN RESPETO alguno se pasean tranquilamente con sus bicicletas por las zonas peatonales. Pero esto será para otro momento.
Y ,como dice el título, voy a poner algunas de  las fotos que hice durante camino. Creo que, Salamanca, igual que otras ciudades y lugares, tiene mucho para aquellos que disfrutamos de la fotografía. Porque creo que deben de ser fotos originales y con cierto arte. A medida que pasa el tiempo te vas haciendo mas exigente. Y no importa el tipo de cámara. Importa la mirada y la visión del que está detrás del visor.
Esta visión desde mi ventana me animó a llevar la cámara,


Comenzó la mañana con las nubes de colores, pero poco a poco, el sol se fue ocultando tras las nubes. 



Mejor no digo nada. Sólo voy a poner fotos de los puentes, las nubes y sus reflejos. Y también de los restos de un molino que en mi juventud me sirvió para en sus proximidades y en las aguas del río Tormes, aliviar los calores del verano. O mejor, lo dejo para otro momento, porque son varios los molinos que me encuentro en mi paseo. Me gustaría que dejárais nota de vuestro paso por mi blogg.


Desde el puente J,Carlos I

Puente  J.Carlos I y sus reflejos

Puente J.Carlos I y sus reflejos

Pasarela de la depuradora.

Pasarela de la depuradora

 a la otra orilla, reflejos

Nuestro río, tranquilo marchando hacia una pesquera de tantas como hay en este tramo

Puenter del tren ( Puente Pradillo)

Mirando el interior de este bonito puente del Pradillo

Puente Felipe VI


Puente Enrique Estevan, restaurado.

Nuestro hermoso Río Tormes, derecho hacia el puente Romano

Belleza innegasble de nuestro Puente Romano

La belleza del agua con sus reflejos. Puente y pesquera.

De  nuevo nuestro puente "de hierro", como siempre hemos llamado al puente Enrique Estevan

No podía faltar una mirada tan fotografiada en Salamanca

De nuevo el puente J.Carlos I, desde la otra orilla


Y para termina, espero que el murmullo del agua os haya traido añoranzas y buenos deseos.